Somos rehenes de nuestro pasado.

A propósito de esto y muchas cosas más….. (no ven a mi casa esta navidad)…No, no es referencia a ese antiguo jingle es algo más simple viendo el como actuamos, el como criticamos e interpelamos y aún más el como establecemos juicios y responsabilidades sin ningún argumento fundado no es más que otro resabio de haber vivido 17 años en un gobierno dictatorial dónde “todo” lo que ocurría tenía que ser resorte de un gobierno “omnipotente”, sin embargo, y como lo habría escrito en un post anterior, con la democracia no solo surgieron derechos si no también responsabilidades y deberes, como también la adjudicación de responsabilidades a terceros que a través de un contrato con, nuevamente deberes y derechos, pasan a ser los encargados de algo, como la basura…

Ya saben a donde voy y ya pueden estar sacando conclusiones apresuradas, otro síntoma de lo antes expuesto, no juzgue antes de conocer un hecho en toda su magnitud, eso era propio de quienes en dictadura pretendían defender su “derechos” ante todo evento y así surgió la detención por sospecha, las detenciones ilícitas jamás juzgadas y el hecho de juzgar y culpar a alguien ante de someter dicha acusación a un juicio.

La misma democracia nos invita a tener un ritmo más pausado a buscar el entendimiento y no a precipitarse a pesar de que es lo que muchos queremos cuando nuestra seguridad y la de nuestro entorno se ve alterada, lamentablemente esa es una transición que aún no acaba.

Pero en fín el tema de fondo era la basura, el incendio, la escoba que está quedando en santiago, está bien si quiero hecharle la culpa al gobierno pero piense pausadamente, con la cabeza fría trate de respirar aunque el olor lo haga irrespirable, de verdad las autoridades de turno tienen la culpa y si la tuviesen tengo pruebas de ello? o solo estoy actuando precipitadamente tal y como quieren que actuemos manteniendo una conciencia social inestable dónde los únicos beneficiados, otra vez, son los poderes económicos, que si, muchos de ellos están infiltrados en la política, eso se los otorgo.

Solo rescato ello, es sano para mi actuar así????

Me hace bien, le hace bien a mi entorno a los míos a mis hijos, hermanos, padres, abuelos tíos, nietos, amigos, a todos? Bueno yo personalmente creo que no, sin embargo, no tengo la certeza y pretendo esperar y emitir un juicio cuando todo haya pasado esté más tranquilo, ahora en una sociedad, para muchos cuadrada, como la nuestra la institucionalidad es lo más importante es el puntal que nos sostiene y evita que caigamos en el caos, es esta institucionalidad que habitualmente se confunde con el gobierno y también les otorgo que es a veces, pero gracias a nosotros, cada vez menos también contaminada por intereses y poderes, pero si no creo en ella en qué creo?

Por ellos esperemos que se disipe la nube, la misma que cubre en santiago los inviernos, esperemos que sean muy pocos los afectados por su Toxicidad relativa (si, me contradigo, pero los que leyeron el otro post saben que le reconocí algo de “tóxica” gracias a Paracelso), esperemos que esta nube contaminante deje de contaminar nuestra capital como la nube de intolerancia sigue contaminando nuestra patria.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *